Marmol

Captura de pantalla 2016-06-20 a las 3.23.10 p.m.

Los mármoles son rocas sedimentarias carbonatadas que por un proceso de metamorfismo han alcanzado un alto grado de cristalización. Al microscopio no presenta orientación estructural y es muy compacto. Tiene mayor dureza, resistencia y durabilidad que las calizas. Pueden dividirse en blancos, que son los más puros, y coloreados.

La limpieza de las piedras naturales como el mármol y el granito, es fundamental para conservar su apariencia y duración. Por esta razón se recomienda el uso de productos neutros, diluidos en agua, como así también evitar la utilización de aquellos que contengan limón, vinagre o acetona ya que los mismos podrían dañar la superficie.

Aplicar periódicamente selladores específicos ayuda a retardar la absorción de líquidos y prevenir la aparición de manchas. La forma de uso de estos productos deberá ser recomendada por un profesional.

Es importante destacar que las tonalidades y brillo de las piedras naturales podrán variar dependiendo de su composición. Incluso, una vez instaladas, estas podrían reaccionar a la humedad, rayos ultra violeta, oxigeno y otros factores naturales que podrían producir alteraciones tanto en el color como la estructura.

Características

  • Densidad: 2,38 – 2,87 Kg/dm3
  • Resistencia a compresión: 600 – 1000 Kg/cm2
  • Resistencia a flexión: 100 – 200 Kg/cm2
  • Resistencia al impacto: 30 – 45 cm.
  • Coeficiente de absorción (%): 0,2.
  • Dureza (tabla de durezas): Entre 3 y 4.
  • La norma que abarca las características generales del mármol es la UNE 22.180

Tratamientos

Son rocas capaces de admitir tratamientos diversos:

•Aserrado
•Pulido
•Apomazado
•Arenado
•Martelinado